La web de referencia del vino Gallego

Cuaderno Viajero

Os presentamos nuestro "Cuaderno viajero". En este espacio queremos haceros partícipes devisitas a bodegas, a ferias, fiestas del vino en Galicia, y todo tipo de eventos relacionados con la cultura de nuestros vinos.

 

XXI Feira do viño de O Rosal

Nos subimos al coche el sábado con nuestro navigator activado en el móvil para recorrer los 136 km que nos separaban de O Rosal, donde nos esperaba la XXI Feira do Viño. Este viaje fue especial para nosotras ya que mis abuelos nos acompañaban en esta ocasión para degustar los caldos de esta zona y disfrutar del día soleado y con buena temperatura que teníamos por delante.

Salimos de Santiago de Compostela sobre las 9 de la mañana camino de Pontevedra para recoger a mis abuelos. Después de discutir durante unos minutos cual era el mejor camino para llegar, decidimos partir hacia O Rosal por carretera para disfrutar de los paisajes que ofrece el sur de Galicia.
Al llegar a O Rosal aparcamos el coche en una calle paralela a la feria. Abrimos el maletero, montamos la cámara de fotos, cogimos la Tablet, las tarjetas y caminamos hacia la feria. “Demasiado temprano, te lo dije”, comentó mi compañera Sara. Como era temprano y los stands todavía estaban cerrados nos sentamos en una terraza adyacente al recinto para disfrutar de un desayuno junto a la familia. Pasaron unos minutos antes de que los stands abrieran, pero en cuanto lo hicieron, nos pusimos manos a la obra.

Mientras caminábamos de un lado para otro, esperando a que fueran abriendo los stands, nos fijamos en uno de ellos, no pertenecía a ninguna bodega, sino a Viñas Atlánticas, y nos acercamos con curiosidad al azafato para que nos informara de que era aquello? Muy amable nos atendió y contestó a nuestras preguntas. Finalmente nos regaló una bolsa de cartón con merchadising en su interior.
Nuestro objetivo era el mismo que en anteriores ocasiones, presentar nuestro proyecto a las bodegas participantes y animarlas a formar parte del mismo. La verdad que el trato que recibimos de las nueve bodegas participantes fue inmejorable. Tuvimos la ocasión de hablar con todas y disfrutar de sus exquisitos caldos.

Terminamos el recorrido por los stands y de catar los vinos sobre las 14 horas, una buena hora para comer. La duda que se nos planteaba era si comer en el recinto o de camino de vuelta a casa. Decidimos comer en los puestos de la feria que ofrecían una variedad amplia de productos gallegos. Queríamos acompañar la comida con un buen vino así que nos acercamos a uno de los stands y compramos una botella de albariño que estaba puntuada por Robert Parker con 90 puntos.
Nos sentamos en una de las mesas y nos acercamos a uno de los puestos donde compramos una ración de pulpo y chorizos criollos, acompañados de pan de maíz. Mientras unos comprábamos esto, otros se acercaron a otro stand para comprar empanadas, embutido y pimientos de padrón. Ya veis, una comida completa. Estaba todo exquisito y el vino muy bueno. Un viaje interesante que recomendamos a todos.
Durante toda la visita tuvimos la oportunidad de sacar un montón de fotografías a las decenas de visitantes que se acercaron hasta O Rosal para disfrutar de los vinos de la zona. Podéis disfrutar de las fotos en nuestra galería.